Contáctanos

#DEPORVIDA

Tregua de las Coreas en los JJ.OO. de Invierno, pero tensión en lo político

Vicente Guzmán

Publicado

en

Hace un par de semanas Corea del Sur y del Norte acordaron marchar como un solo país en la competición deportiva. Nosotros nos metimos más a fondo y analizamos hasta dónde es la tregua y qué tan verdadera es.

Corea del Sur y Corea del Norte acordaron marchar juntas bajo una sola bandera de Corea unificada en los Juegos Olímpicos de Invierno, que se realizarán entre el 9 y el 25 de febrero en la ciudad sureña de Pyeongchang. Los dos países están en guerra virtualmente desde 1948 y en el último tiempo ha aumentado la tensión con la entrada al escenario de Estados Unidos al mando de Donald Trump.

Han sido dos años sin diálogo, marcados por misiles, pruebas nucleares y amenazas de incluso una tercera guerra mundial que involucraría también a Estados Unidos, Rusia, Japón y China. Pero Corea del Sur, con su presidente Moon Jae-in, invitó a su vecino del norte para que marchen juntos para esta instancia y también que participen juntos con un equipo de hockey femenino. Sería el primer equipo coreano unido en un deporte desde el Mundial Juvenil de fútbol de 1991 de Portugal, aunque no les fue muy bien… aquí la derrota por 5-1 contra Brasil.

La vieja tregua griega y un boicot a Corea del Sur en 1988

Esta tregua nos hace recordar la vieja idea de la ‘ékécheiria’, un acuerdo en la época griega clásica en la que dos naciones en guerra se detenían para que se disputaran los JJ.OO. Este acuerdo coreano es algo similar a lo de esa época y nos hace recordar cómo el deporte es capaz de calmar las tensiones por un tiempo.

Un antecedente cercano, que estuvo lejos de ser una tregua, fue en los Juegos Olímpicos de 1988 en Seul, años marcados por la tensión del final de la Guerra Fría y en los que las Coreas estaban en una situación similar a la actual. A finales de 1987 un avión de Corea del Sur explotó y murieron más de 100 personas, la bomba fue puesta por una persona contratada por el gobierno de Corea del Norte para intentar boicotear la fiesta deportiva. Afortunadamente, no hubo ataques posteriores.

Imagen relacionada

Tregua hasta ahí nomás…

Pese a la tregua olímpica en Corea del Sur han mostrado rechazo a esta medida, ya que se dice que esta unión puede dañar la opción del país de ganar una mayor cantidad de medallas (es un hecho que Corea del Norte no es competitivo deportivamente). Pero las razones son más bien políticas, puesto que la misma población considera que esto es un retroceso en su lucha con acabar con el régimen del líder norcoreano Kim Jong-un, e incluso juntaron firmas para acabar con el acuerdo.

Además, Estados Unidos y Corea del Sur han acordado retrasar sus maniobras militares para después de los Juegos, pero es evidente que luego de esto la tensión y amenazas seguirán. En Japón también mostraron rechazo a la tregua, debido a las constantes sanciones de la ONU en contra de Corea del Norte que ellos han liderado. Así que digamos las cosas como son, es una tregua netamente deportiva, pero políticamente no hay ningún avance.

La información que arriva a Chile sobre el tema es muy pobre y poco exacta, ya que solo nos llega desde la mirada occidental (sí, de Estados Unidos). Conocemos bien el poder y el carácter que tienen Trump y Kim Jong-un, a tal punto que han dicho que apretando un solo botón hacen explotar al otro país, y es difícil que por los JJ.OO. todo sea olvidado. Lo más positivo es que una vez más vemos cómo el deporte es lo único capaz de calmar estas tensiones, al menos por algunos días.

Facebook

Comentarios

#DEPORVIDA

Todo lo que debes saber de la final de la Champions entre Real Madrid y Liverpool

Vicente Guzmán

Publicado

en

Este sábado Madridistas y Porteños juegan la final de la Champions League; los merengues van por tricampeonato y título 13, los Reds por su sexta orejona. En Blink te hacemos la previa más completa del gran  partido.

(más…)

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#DEPORVIDA

Chilenos a poner ojo en los ODESUR 2018

José Ángel González

Publicado

en

La delegación chilena fue recibida ayer por el presidente Sebastían Piñera. En la ceremonia, el mandatario también entregó la bandera a María Fernanda Valdés quien la portará durante los juegos a desarrollarse en Cochabamba y que comenzarán durante los próximos días.

Con una delegación que ronda los 450 representantes nacionales, Chile apuesta por igualar e idealmente superar el medallero obtenido durante los juegos celebrados en Santiago el 2014. Con las expectativas en alto y esperando que todos los deportistas den lo mejor de sí durante el certamen, repasaremos los nombres que más expectativas brindan en la delegación.

María Fernanda Valdés: La abanderada nacional llega a la cita como campeona mundial en envión (Anaheim 2017), ha tenido una progresión en la disciplina que hace tener altas esperanzas en su desempeño, sobretodo considerando que el año pasado se hizo acreedora de la tercera mejor marca del mundo (225 kg.).

Bárbara Riveros: Se da prácticamente por seguro que la triatleta chilena aumentará su medallero personal en los ODESUR de este año. Su tetracampeonato en Pucón y el quinto lugar obtenido en los Juegos Olímpicos de Río, hablan del gran presente de la deportista. En los últimos tres juegos sudamericanos a estado en el podio (Buenos Aires 2006, Medellín 2010 y Santiago 2014), siendo también oro en el mundial de Sídney 2010 y el panamericano de Toronto 2015.

Emanuelle Silva: Asoma como principal postulante al oro en el patín carrera, luego de que María José Moya se apartara (esperemos de manera momentánea) del circuito debido a su embarazo. El ascenso del representante nacional de 25 años ha sido excelente por decir lo menos, debe defender el oro conseguido en los 200 metros contrarreloj en 2014; pero además llega con la presea de plata del mundial de Nanjing (2017) y también logró el oro en Toronto. Las expectativas son altas para el que fuera campeón mundial juvenil y esperemos siga por la senda que ha marcado durante los últimos años.

Arley Méndez: El cubano nacionalizado chileno de 24 años es tal vez la carta más segura para el oro en los ODESUR. Si bien son sus primeros juegos sudamericanos, sabe que prácticamente no tiene competencia por estas latitudes. Sus tres oro en Anaheim y su último triplete en República Dominicana (dónde obtuvo récord panamericano: 211 kg.) este año, ratifican el gran momento del pesista.

Los Hermanos Miranda: Si bien el esquí náutico estuvo con algunos problemas e incluso se dudó de la inclusión de la disciplina en los juegos de Cochabamba, todo parece haber salido bien, lo que permite también hacer mención de Rodrigo y Felipe. Los hermanos deberían ser más que seguros en el medallero chileno si consideramos que ambos son nombres potentes en la disciplina a nivel mundial, con una cantidad de preseas más que interesante (juntando a ambos). El dominio que han mostrado a nivel sudamericano es notable y considerando que Felipe ha sumado 6 medallas en los ODESUR (3 de oro), mientras que Rodrigo viene de ser doble oro en el Campeonato Latinoamericano de esquí náutico, todo hace vislumbrar que serán de los “calados” chilenos en el medallero.

Ricardo Soto: El joven talento nacional (18 años) tiene todas las virtudes para hacer unos excelentes juegos en Bolivia. Con un crecimiento extraordinario, el arquero nacional puede decir que es el chileno más joven en clasificarse a unos Juegos Olímpicos (16 años). Teniendo dos medallas de oro en los juegos bolivarianos de Santa Marta, también cabe destacar que previamente fue oro panamericano en la categoría específica. Si bien fue noveno en el mundial de Shangai, su caída fue ante el campeón olímpico y también no podemos dejar de mencionar que fue el mejor sudamericano en dicha cita… el siguiente estaba casi 50 puestos más abajo. Joven y prometedor, esperemos que el chico de Concepción corrobore su ascenso con una presea dorada.

Valentina González: En los pasados juegos ODESUR subió tres veces al podio (con tan solo 15 años). La esquiadora chilena viene de ser bronce en el mundial sub-21 de Ucrania en 2017; pero por si esto fuera poco, ya tiene en su poder 5 medallas (3 mundiales y 2 panamericanas). Siendo récordwoman absoluta a nivel nacional, todo hace pensar que su carrera empezará a ser aún más ratificada en estos próximos juegos.

Paola Muñoz: Con 3 competiciones sudamericanas en el cuerpo y 4 medallas (2 en Buenos Aires, una en Medellín y otra en Santiago), nada puede negar que es la mejor ciclista chilena de la historia, lo que en parte también aumenta las expectativas de cara a Cochabamba. La medallista de oro en el panamericano de ruta en 2017 disputado en Santo Domingo, asoma como favorita pese a que las colombianas (potencia a nivel continental) estarán presentes en el certamen. La obtención del 14º puesto en una prueba de la máxima categoría mundial (algo que nunca había sido logrado por una sudamericana), hacen colocar los ojos sobre la chilena y esperar un gran desempeño de su parte.

Yasmani Acosta: Coterráneo de Arley Méndez pero también nacionalizado chileno es una de las cartas fuertes considerando que como chileno siempre ha estado en el podio. Sólo durante 2017 consiguió en su categoría (130 kg.) oro (a nivel sudamericano), plata (panamericano) y bronce (mundial). El luchador grecorromano este año ya cerró un podio (Lima) en el último campeonato panamericano. Si tomamos en consideración que no participarán sus clásicos rivales (cubanos y europeos), debería ser “presea segura” en estos ODESUR.

A todos los mencionados, también hay que agregar a Kristel Köbrich y Natalia Duco de quienes todos conocemos sus pergaminos y sabemos lucharán por decir presente en el podio de los próximos juegos.

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#DEPORVIDA

La historia del icónico Olímpico de Kiev, sede de la final de la Champions League

Aleister Quezada

Publicado

en

Inaugurado en 1923, fue entonces conocido como el Estadio Rojo de Trostky en honor al general ruso León Trostky, uno de los revolucionarios más importantes de la Unión Soviética. Fue obra de la U.R.S.S. en su totalidad. Es el estadio más antiguo de Ucrania y uno de los más viejos de toda Europa. En 1934 se llevó a cabo una reconstrucción que lo rebautizó como el Estadio Republicano de Ucrania, nombre que perduró hasta 1964.

Estadio Rojo de Trotsky. Foto de: Infobae

En 1941 a raíz de la ocupación alemana del territorio ucraniano, el estadio cerró sus puertas al mundo soviético hasta 1948. Durante la invasión nazi, el estadio fue llamado popularmente Palacio de Deportes y, terminado el conflicto, se llamó Estadio de todos los Ucranianos. En 1962, tras una remodelación, se renombró como Estadio Central. En 1966 se volvería a modernizar el complejo con motivo del 50 aniversario de la Revolución Rusa.

Tras la Independencia de Ucrania en 1991 a raíz de la caída del bloque soviético, el reducto pasó a llamarse Complejo Olímpico Nacional de Deportes, reduciendo su capacidad hasta los 70.000 asientos que conserva hasta el día de hoy. La magnimidad del estadio se conservó hasta que en 2012, a raíz de la Eurocopa que se jugaría en el país en conjunto con Polonia, se realizaron grande reformas en donde se levantó una nueva tribuna y un edificio que forma parte de un hotel.

Hoy el complejo tiene capacidad para 70.050 espectadores y es el segundo estadio más grande de Europa del Este tras el Estadio Luzhniki de Moscú. Fue la sede de la final de la Eurocopa 2012 y será la de la Champions 2017-18. La historia está enmarcada entre las sombras y las luces de distintos períodos históricos de Europa del Este, desde los albores de la Unión Soviética hasta la Ucrania contemporánea. Un estadio, sin dudas, histórico.

Aquí podemos ver en acción al estadio que actualmente tiene como local al FC Dínamo de Kiev y a la Selección de fútbol de Ucrania.

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#Mish

Lo más leído