Contáctanos

#Pontecómodo

El chileno que ya ganó la chaqueta verde culinaria

Diego Cordoba

Publicado

en

La próxima semana comienza una nueva versión del Másters de Augusta, el torneo de golf más importante del mundo. Son tantas las tradiciones que inundan el lugar, y en esa instancia participará un chileno pero en un evento igual de importante que el mismo campo de juego. Nicolás Barrios será el hombre encargado de las preparaciones durante la semana de competencia, codeándose con las personalidades más grandes de los Estados Unidos.

Imaginen el lugar: un club exclusivo con casi cien años de historia, tan exclusivo que hasta el día de hoy se mantiene en completa reserva el nombre de sus socios. Insertado en uno de los parques más importantes de Estados Unidos, sus terrenos son testigos del torneo de golf más importante del mundo en cual su particularidad es la famosa y tradicional chaqueta verde que obtiene el ganador de esta, otorgándole el derecho de participar para siempre de todos los majors del tour, además de ser miembro honorario del club y de armar el menú de la próxima cena de campeones. Sin duda un lugar que se transformó en un emblema para la sociedad norteamericana.

Esto es lo que ofrece el Masters de Augusta, competencia que iniciará la primera semana de abril. Por lo descrito, es el lugar donde todos quieren estar, desde el campeón que quiere revalidar su título pasando por políticos, celebridades, la misma prensa y por supuesto, toda la gente que por curiosidad pasea en el lugar. Quizás esta competencia no tenga tanta relevancia para la sociedad chilena; sin embargo, un compatriota dirá presente en los próximos días. Dentro de las categorías mencionadas también están los chefs, jugando un papel importante durante la semana de juego, sobretodo en la gran cena de campeones. Ahí, Nicolás Barrios, estará donde “las papas queman”.

 

 El inicio de todo

“Fue sorpresivo, nunca me lo imaginé. Uno hace su pega y trata de hacerlo bien”, comenta Nicolás desde la terraza del restorán Vista Santiago – ex Enoteca para los nostálgicos- del cual es chef ejecutivo y que colabora hace cinco años, fecha en que se inició este proyecto. Pero antes de ir a su nominación para Augusta, viajemos un poco al pasado.

La espectacular vista que tenía el lugar, a las alturas del Cerro San Cristóbal, ayudaron al cocinero a rememorar sus inicios en esta carrera. Partiendo en el Adobe de San Pedro de Atacama, Barrios gana una beca para estudiar a Valencia, España. Ese fue su primer “pololeo” con la cocina europea, trabajando con colegas franceses que formaron su estilo de cocina con preparaciones y técnicas del lugar que se ven reflejados en sus platos.

Después de varias prácticas en suelo ibérico, Nicolás sintió que no volvería más Chile: “Recibí una oferta de trabajo que no podía rechazar. Me fui a trabajar de chef ejecutivo en un hotel pequeño en los Pirineos Catalanes. Estuve ahí casi tres años, después me cansé de las montañas y emigré a Barcelona y luego trabajé en un restaurante tailandés. Un cambio brusco porque hacía comida de autor en el hotel, pero fue un desafío entretenido porque era un local a punto de cerrar. Estuve ahí un año y después me fui al País Vasco. Ahí fue terrible porque el clima fue duro, días lloviendo. Yo no quería eso. Me ofrecieron abrir un restaurante como socio en Madrid”.

Admite que allá hizo unos fuertes lazos con sus colegas y clientes que todavía le siguen escribiendo y que si bien en Santiago no tiene problemas, en España no se sentía tan aislado como chef ante el público, que la ubicación de su actual trabajo, “un lugar escondido en medio del cerro”, sería la causa de eso.

Todo iba bien en la carrera de Nicolás en España. Sin embargo, la crisis económica que afectó al país europeo lo obligó a hacer unos cambios en su vida: ”Yo ganaba más como empleado de otro lugar que en el mismo restaurante. Decidí vender mi parte y me fui a trabajar en una banquetera. Me especialicé mucho en ese sector hasta que mi mujer quedó embarazada (comenta entre risas). Nos vinimos a Chile para iniciar el proyecto de Vista Santiago. Estuve en otros lugares antes pero llegó esta propuesta seria y era un desafío inmenso porque llevas tú la batuta de la cocina. Empecé de cero acá. Esto estaba en construcción, así que puse mi granito de arena pidiendo ciertas cosas, haciendo cambios de la operativa de la cocina y al final formamos esto que funciona bastante bien”, añade el chef que en su local –que es manejado por la banquetera Rosa Ibar, empresa que Barros entrega asesoría, y que también funciona como centro de eventos- recibe generalmente a clientes extranjeros, particularmente brasileños y japoneses.

 

“Es caro ser chef y no sé si los sueldos te devuelven la mano con la inversión que uno hace. La competencia es muy fuerte. ¿Cuántas escuelas ves hoy? Como diez por lo menos y salen cuántos chefs… digo, cuántos chefs buenos salen. Con los años uno se hace chef y el mercado no da pa’ tanto. Hay muchas pegas donde a uno le pagan 600 lucas y la expectativas son mayores. Yo diría que es una carrera compleja”.

 

Al ser consultado en qué se fija a la hora de armar su equipo de trabajo, Barrios selecciona a gente que había conocido antes y a profesionales recién egresados, ya que le gusta la energía que tienen los jóvenes y que puede guiarlos a su manera, dándoles ciertas libertades para cocinar. “Acá le pega es fuerte, es pesada. A veces tenemos que estar 16 horas o más metidos acá, yo no soy un jefe tan estricto. Y afortunadamente no hemos tenido ningún problema con los clientes porque generalmente soy yo el que se relaciona con ellos, siempre ha sido una relación buena. Tenemos una forma de ser bien tranquila. Mis clientes siempre están contentos (risas)”.

 

Nicolás (al medio) junto a su equipo de trabajo del restorán Vista Santiago.

Sobre la carrera de Gastronomía que se da en Chile, Nicolás se siente esperanzado con el avance que se ha tenido en el último tiempo, rescatando los orígenes de la culinaria indígena, en especial mapuche e inca: “Vamos creciendo, hoy en día es más fácil hacer escuela. Antes no porque estábamos muy limitados, cuando me fui a España en 2005 habían pocos restoranes. Olvídate de ir a comer algo un lunes o martes, y con suerte había algo los viernes y sábado.

Hoy ves restoranes de lunes a lunes lleno. Ha crecido mucho el mercado y ha mejorado, sin duda gracias a la información que se tiene, los grandes chefs han pasado todos por el extranjero”. Sin embargo, Nicolás se queja de que en nuestro país sigue siendo una carrera cara para estudiar, pagando las materias primas como las herramientas de trabajo, más ahora que está de moda: “Es caro ser chef y no sé si los sueldos te devuelven la mano con la inversión que uno hace. La competencia es muy fuerte. ¿Cuántas escuelas ves hoy? Como diez por lo menos y salen cuántos chefs… digo, cuántos chefs buenos salen. Con los años uno se hace chef y el mercado no da pa’ tanto. Hay muchas pegas donde a uno le pagan 600 lucas y la expectativas son mayores. Yo diría que es una carrera compleja”.

 

El llamado y el gran banquete

Volvemos al presente. La mezcla europea-chilena en los platos de Nicolás hicieron que él fuera convocado a un casting organizado por la Asociación Profesional de Golfistas (PGA por su siglas en inglés) para elegir a uno de los cuatro chefs que estarán presentes en Augusta. Al principio no lo tomó tan en serio, pensó que era una invitación más. Recién al segundo día tomó la magnitud de la invitación de Roberto Bustíos, chef principal del torneo. Confiesa Nicolás que “me habló Roberto y me dijo que en Chile ha ido a varios restaurantes y que este plato es lejos el mejor que ha probado. Estaban súper decididos a llevarme a Augusta y ahí tomó un camino diferente la invitación. Ahí fue cuajando de a poco, me enviaron los pasajes y se concretó el tema. Los norteamericanos son bastante serios, te dicen algo y lo cumplen, no es tan al vuelo como muchas veces somos nosotros”.

Barrios también afirma que Vista Santiago le ha abierto varias puertas y que será una oportunidad única para dar a conocer su cocina. Además atenderán a celebridades como los ex campeones Tiger Woods, Ángel “ Pato” Cabrera, y políticos de ese país como el otrora presidente Barack Obama y la ex secretaria de Estado Condoleezza Rice, todos miembros del exclusivo club. A parte de lo mencionado al inicio de esta nota, el club también es famoso por ser muy reservado en toda la información, abundando en demasía las especulaciones de sus secretos.

“Me habló Roberto y me dijo que en Chile ha ido a varios restoranes y que este plato es lejos el mejor que ha probado. Estaban súper decididos a llevarme a Augusta y ahí tomó un camino diferente la invitación. Ahí fue cuajando de a poco, me enviaron los pasajes y se concretó el tema. Los norteamericanos son bastante serios, te dicen algo y lo cumplen, no es tan al vuelo como muchas veces somos nosotros”.

 

Y uno de los secretos más sabrosos –literalmente hablando- es la esperada cena de campeones, en donde el vigente campeón arma el menú para todos los invitados. Ese momento es uno de los más curiosos también, ya que ha pasado de los platos más exóticos (merluza del Cantábrico por José María Olazábal) hasta los más simples (hamburguesas con papas fritas por Tiger Woods), pasando por algo cercano a la comida criolla como “asado argentino. Bifé de chorizo, empanadas, vino argentino, flan con dulce de leche, todo argentino…”, según las palabras del campeón trasandino Ángel Cabrera.

El menú del año pasado fue armado por el inglés y campeón en 2016, Danny Willet y consistió en algo muy británico: pastel de carne con puré de papas, costillas con verduras y de postre pastel de manzana. Este año al que le tocará ese trabajo será el español Sergio García, actual monarca, algo que para Nicolás Barrios todavía no se imagina cómo será lo que ordenará el ibérico. Todo en completo hermetismo, tanto así que le pidieron a Nicolás no llevar niños ni a nadie. “Todo lo que necesito me lo van a dar, de hecho hace poco supe en qué hotel me iba a hospedar. Tienen un nivel de seriedad bien estricto”. Pero el chef ya tiene claro el panorama: una reunión de aproximadamente 1.500 personas.

 Augusta no fue el primero

Barrios reconoce que el viaje Estados Unidos es el más importante de su carrera, el de mayor magnitud, pero no ha sido el único evento a gran escala en el cual ha participado. Ha estado en el circuito de Cataluña de la Fórmula 1, participando como trabajador en esa oportunidad; Rally Mobil, un evento para 800 personas en el cual participó como chef; la fiesta de la final de Copa América organizado en nuestro país y que fue realizado en Vista Santiago y la reunión de directivos de la Conmebol, contando como invitado especial al presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

Con esto, el chef hace una relación entre la gastronomía y los eventos deportivos: “es una parte importante porque el público que va a estos eventos es bastante exigente en la variedad de los productos porque son muchos vegetarianos, comen sano, equilibrado… Entonces hay que ser bien preciso en ese sentido. Pero está súper ligado la gastronomía a los eventos deportivos y no solo en los deportivos. Yo diría que la gastronomía ha ganado un espacio muy fuerte en todo sentido, imagínate hacer una evento en un Rally Dakar donde tienes que alimentar miles de personas, hay que ser inteligente para hacerlo bien”.

Reconoce que ad portas de su viaje a Augusta, no ha estudiado el nivel de consumo de los norteamericanos en estas instancias, pero recibió consejos de que debe controlar las preparaciones y hacer algunos menús que no están definidos. Sin embargo, otro de los consejos es que debe poner algo de la cocina chilena, algo que “sí o sí va a pasar”.

“(La gastronomía) es una parte importante porque el público que va a estos eventos es bastante exigente en la variedad de los productos porque son muchos vegetarianos, comen sano, equilibrado… Entonces hay que ser bien preciso en ese sentido. Pero está súper ligado la gastronomía a los eventos deportivos y no solo en los deportivos. Yo diría que la gastronomía ha ganado un espacio muy fuerte en todo sentido, imagínate hacer una evento en un Rally Dakar donde tienes que alimentar miles de personas, hay que ser inteligente para hacerlo bien”.

Una vez culminada su experiencia en Estados Unidos, Barrios espera que “vaya más gente al restorán y que se pueda difundir más mis gastronomía dentro del medio. Fortalecer lo que hemos hecho hasta ahora, lo más importante es quedar bien parado, estoy confiado en que saldrá todo bien”.

Al término, Nicolás tuvo unas palabras para el chef Javier “Cachamandi” Pascual, profesional que tuvo la oportunidad de conocer y que momentos antes de esta entrevista había fallecido: “Era muy buena persona. Lo siento mucho por su familia pero la vida es así. Yo también pasé por algo similar, mis dos padres fallecieron entonces hay que tomárselo como parte de la vida”.

Facebook

Comentarios

#Pontecómodo

Qué son las bochas y quiénes representarán a Chile en el Mundial de la disciplina

Fabián Villalobos

Publicado

en

Ocho jóvenes deportistas representarán a Chile en la cita mundial: cuatro varones y cuatro damas. Blink conversó con Tomás Martínez, jugador que obtuvo el sexto puesto en individual en la última copa del mundo de Mónaco 2016 y que espera conseguir medallas en la competencia que comienza este 22 de Octubre en China. (más…)

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#Pontecómodo

El festival de comic que reunió a lo mejor de la producción nacional

Camila Monardes

Publicado

en

La 7° edición del evento FIC Santiago realizó un homenaje a uno de los creadores de Mampato. El festival se celebró  entre el 7 y 9 de Septiembre, contando con exponentes del Comic tanto nacionales como Internacionales.

(más…)

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#Pontecómodo

En la publicidad: Esto es sin llorar

Aleister Quezada

Publicado

en

WOM entró en el mercado chileno y se llenó de críticas y demandas. Sin embargo, sus competidores pueden aletear todo lo que quieran, porque ni el novato Colegio de Publicistas ni el Consejo de Autorregulación pueden intervenir. La regla del juego entonces, es no llorar, aunque duela.

(más…)

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

Lo más leído