Contáctanos

#LoImportante

Nobel de la Paz: un cúmulo de desengaños

Blink

Publicado

en

Para muchos es el galardón más controvertido que entrega el Comité Noruego. Desde su inicio en 1901 la entrega del laurel no ha estado exenta de polémicas, pues los nominados no han estado a la altura de tal reconocimiento.

 

Hace algunos días el Comité Noruego entregó el Premio Nobel de la Paz a Nadia Murad y a Denis Mukwege por el aporte de ambos a la lucha contra la violencia sexual a nivel internacional. Murad, de 25 años, estuvo entre las tres mil mujeres de minoría yazidí que fueron secuestradas y esclavizadas por el Estado Islámico en 2014. Mientras que Mukwege recibió el galardón por su labor como ginecólogo de mujeres víctimas de violencia sexual en el Congo.

Aunque parezca contradictorio, el Premio Nobel de la Paz es considerado como uno de los más controvertidos que entrega el Comité Noruego pues muchos de quienes reciben esta condecoración son blanco de muchas críticas, ya sea por la falta de mérito o, definitivamente, por ser todo lo opuesto a lo que el premio representa. ¿Se pueden imaginar que Adolfo Hitler, Benito Mussolini y José Stalin estuvieron nominados a este premio? Sí; y este último dos veces.

 

No basta con hablar de Paz

Un ejemplo no tan extremo de esto es el expresidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien en 2009 recibió este reconocimiento a solo meses de asumir el mando por su “su extraordinario esfuerzo en fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre pueblos” y por su “visión de mundo sin armas nucleares”.

Hasta aquí no habría problema. Sin embargo, durante su mandato, algunas decisiones tomadas por él despertaron las críticas entre la opinión pública: reforzó la presencia militar de EE.UU. en Afganistán y retrasó hasta 2016 el retiro de dichas tropas. Asimismo, Obama prometió terminar el conflicto armado en Irán, cosa que no ocurrió y además apoyó ataques contra grupos terroristas en Yemen, Somalia y Paquistán.Lo anterior ha provocado que mucha gente pida que se le quite el reconocimiento por sus actos.

Caso similar es de Aung San Suu Kyi, líder de Myanmar, quien tras recibir el Nobel en 1991, ha justificado indirectamente la actual persecución contra la minoría musulmana rohingyas, lo cual ha sido calificado por las Naciones Unidas como “limpieza étnica” por la gran cantidad de personas asesinadas.

No obstante, Obama no es el único que luego de recibir el premio eligió el camino de las armas. En 1973, Henry Kissinger fue condecorado junto al vietnamita Le Duc Tho por su intento de terminar con la guerra en la península asiática, el cual no tuvo éxito. Es por eso que Le Duc Tho declinó el premio, argumentando que “él no estaba en una posición para aceptar el galardón”.

Años más tarde, el líder israelí Menachem Begin, ganó el laurel el año 1978 por el acuerdo de Camp David. Sin embargo, cuatro años después ordenó la invasión al Líbano en 1982 .Por su parte, Yassir Arafat, líder palestino, compartió el Nobel en 1994 con los israelitas Isaac Rabin y Shimon Peres por “su contribución histórica al proceso de paz en Medio Oriente” por los acuerdos  de Oslo firmados en 1993. Sin embargo, la paz nunca llegó y Rabin murió asesinado por un israelí ultra nacionalista.

En 1990, el galardón recayó en el líder soviético, Mikhail Gorbachev, por su rol mediador en el término de la Guerra Fría. En 1991  envió tanques para tratar de aniquilar a los Estados Independientes de los países bálticos.

Como algunos fueron criticados por no estar a la altura, otros fueron criticados por nunca ser entregados. Este es el caso de Mahatma Gandhi, quien  jamás ganó el premio a pesar de haber sido candidato hasta en cinco ocasiones diferentes. Y para otros el premio llegó tarde: en 1961 Dag Hammarskjöld, secretario de la ONU, se convirtió en el primer y único en ser reconocido póstumamente al morir meses antes del anuncio.

Sin duda, el Premio Nobel de la Paz es y seguirá siendo uno de los más controvertidos y esto explicaría que en un total de 19 años no ha sido entregado.

 

Foto: AFP

Facebook

Comentarios

#LoImportante

La búsqueda terminó: el submarino argentino ARA es encontrado

Publicado

en

Los restos de la nave fueron hallados en las profundidades del océano Atlántico.

Hace un año el submarino ARA San Juan desapareció cuando se dirigía desde Ushuaia a Mar del Plata, sin embargo fue hallada hace pocos días a 907 metros de profundidad a unos 500 kilómetros de Comodoro Rivadavia.

Ocean Infinity, la empresa estadounidense, fue quien descubrió los restos del submarino desaparecido desde el 15 de noviembre de 2017 con 44 tripulantes abordo. La Armada Argentina se encargó de anunciar el viernes en la noche la noticia.

Los equipos que fueron cruciales para la búsqueda del ARA San Juan fueron unos drones subacuáticos llamados AUV, que tiene la capacidad de operar en profundidades desde 5 metros hasta los 6.000. Según los expertos abordo del Ocean Infinity, aseguran que son los más avanzados del mundo.

¿Qué pasará ahora?

Si bien para los familiares de los 44 tripulantes fue un alivió encontrar el navío, ahora exigen el rescate para recuperar a sus seres queridos. Sin embargo, para el gobierno argentino conlleva tanto un riesgo humano como un gasto monetario importante, debido a que el costo de encontrar el submarino por parte de la empresa estadounidense fue de US$7,5 millones.

Por otro lado, el ministro de Defensa argentino, Óscar Aguad, reconoció que “no teníamos los medios ni siquiera para bajar a las profundidades del mar. Tampoco tenemos el equipamiento para extraer un buque de estas características”, dijo en una rueda de prensa este sábado en Buenos Aires.

Ahora, la encargada de decidir sobre reflotar el sumergible, varado a 900 metros de profundidad en el Atlántico, es la jueza Marta Yáñez. Por ahora descartó la posibilidad de reflotar el submarino, ya que para que suceda debe realizarse un “estudio de factibilidad”.

Este estudio, explica la jueza, se hará cuando el equipo de Ocean Infinity  haga la entrega de las 67.000 fotografías y registros fílmicos para reconstruir una especie de maqueta que muestre un posible rescate. Aunque admitió que no lo ve factible por el costo y el riesgo del navío de rescate, debido a la profundidad donde está ubicada el ARA SanJuan.

Además, los familiares quieren encontrar a los culpables, ya que muchos sienten decepción del gobierno por el poco accionar en el rescate.

Foto: Infobae

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#LoImportante

Los mejores inventos que nos dejó la Primera Guerra Mundial 

Blink

Publicado

en

Por

El primer conflicto armado del siglo XX no sólo tuvo muertes y destrucción, también ayudó a una serie de inventos revolucionarios que agradecemos hasta la actualidad


Ante las catástrofes, el ser uno humano saca lo mejor de sí. A cien años del fin del primer conflicto armado a nivel mundial que se desarrolló en el siglo XX, podemos mirar el lado positivo y hacer una recopilación de los inventos más revolucionarios que nos dejó la Gran Guerra.

En medio de la destrucción y la muerte, personas ingeniosas y creativas fueron capaces de encontrar soluciones brillantes en medio de la adversidad y que, sin duda, son útiles hasta la actualidad.

1.- Toallas higiénicas y pañuelos de papel: Años antes que estallara la Primera Guerra Mundial, la empresa estadounidense Kimberly-Clark había descubierto un nuevo material llamado ‘celucotton’ que era cinco veces más absorbente que el algodón y que, producido en grandes cantidades, se podía fabricar por la mitad de precio. En 1917 cuando EE.UU. se unió al conflicto comenzaron a producir el forro de algodón para la vestimenta de los profesionales sanitarios. Sin embargo, las enfermeras de la Cruz Roja que estaban en campo de batalla descubrieron su utilidad para los días en que estaban en su menstruación. Así fue que una vez terminada la guerra, en 1920, las empleadas de la empresa comenzaron a producir las toallas sanitarias a mano con el nombre de Kotex (la abreviatura de “cotton texture”, textura de algodón en inglés).

Posteriormente, en 1924 y con el objetivo de subir las ventas, la empresa innovó nuevamente con este material y creó los pañuelos “Kleenex”.

2.- Cremalleras: Fue el diseñador jefe de la compañía Universal Fastener Company, el sueco Gideon Sundback, quien las creó y las incluyó tanto en los uniformes como en las botas de los miembros del ejército. Una vez finalizada la guerra, los civiles las utilizaron en sus prendas cotidianas

3.- Bolsitas de té:  En el transcurso de la guerra, la compañía francesa Teekanne se inspiró en un comerciante estadounidense de té quien en 1908 mandaba a sus clientes pequeñas bolsas con té. Teekanne decidió suministrar de esta forma el té a las tropas en donde se hicieron conocidas como  “bombas de té”.

4.- Reloj de pulsera: Si bien este tipo de relojes ya existía, fue durante la guerra que su uso se masificó. La mayoría de los hombres que podía comprar un reloj, adquirían de bolsillo. Fueron las mujeres quienes en una primera instancia popularizaron este tipo de reloj. De hecho, la reina Isabel I utilizaba uno. Luego los soldados y aviadores comenzaron a usarlos para tener mayor libertad en sus manos.

5.- Acero inoxidable: Cuenta la leyenda que el ejército británico le pidió a Harry Bearley, un metalúrgico de una empresa local, que les ayudara a mejorar el material con el cual fabricaban sus armas que se deformaban por la fricción y el calor de las balas. En 1913 Brearley desarrolló lo que es considerado el primer acero sin óxido, un producto que revolucionó la industria metalúrgica y se convirtió en uno de los mayores componentes del mundo moderno. Lo logró después de probar a añadir cromo al acero de unos experimentos que había desechado. Tiempo después se percató que  esos experimentos no se habían oxidado.

Durante la Primera Guerra Mundial fue utilizado en algunos de los nuevos motores aéreos. También se  generalizó en el uso de cubertería y material quirúrgico y en muchas otras industrias hasta la actualidad.

Foto: vintageadbrowser.com

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#LoImportante

¿Por qué se suicidan los jóvenes en Japón?

Blink

Publicado

en

Por

Si bien se ha registrado un descenso importante en los últimos diez años, la tasa de suicidio en la isla sigue siendo alta comparada con la de otros países industrializados.

 

El primero de septiembre de cada año se da inicio al año escolar en Japón, mismo día que se registra el peak de suicidios tanto de niños como adolescentes en dicho país. Y es que a pesar de que en los últimos 15 años el gobierno ha logrado disminuir en un tercio la tasa de suicidios, ésta se ha convertido en la principal causa de muerte de menores de entre 15 y 19 años.

Según cifras dadas a conocer por el Ministerio de Educación, entre abril de 2016 y marzo de 2017, 250 escolares se quitaron la vida alcanzando la cifra más alta en tres décadas. En este contexto, las autoridades advierten que las posibles causas de este fenómeno sean la alta presión académica y el acoso escolar.

En esta línea, las indagaciones realizadas por la policía, reportan que la mayoría de los jóvenes no especifica las razones por las cuales se quitaron la vida. Mientras que en los casos en que se encuentran cartas se alude a problemas familiares, bullying o incertidumbre sobre el futuro.

Sin duda el suicidio infantil es una problemática que alerta al gobierno nipon, por lo que esperan poder aumentar el acompañamiento de los jóvenes en el aula, lo cual se suma a una serie de medidas con las cuales el gobierno ha hecho frente a este estigma que afecta a la sociedad en general.

Dichas medidas han demostrado hacer efecto pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) atribuyó la caída a este paquete de de medidas preventivas que fueron implementadas en los últimos años y que ha provocado la reducción de los suicidios a nivel nacional, pasando de 34.500 anuales en 2003 a unos 21.000 en 2017.

 

 

Foto: Reuters

Facebook

Comentarios

Seguir Leyendo

#Mish

Lo más leído